¿Por qué la sostenibilidad no solo es un asunto de grandes empresas?

¿Por qué la sostenibilidad no solo es un asunto de grandes empresas? 

Hace poco participé en una conversación donde, con gran franqueza, una ejecutiva de comunicaciones me confesaba que sentía que “invertir en sostenibilidad” solo tenía cabida en grandes empresas con grandes recursos financieros. “Soy pragmática”, decía, “muchas empresas tienen otras prioridades más importantes en las que deben concentrarse, como el aumento de las ventas y la rentabilidad a corto plazo”. 

Sin embargo, la verdadera gestión sostenible asegura que una empresa tenga mejores posibilidades de perdurar en el tiempo: algo que debería interesar a todas las empresas, sin importar el tamaño.  

Gestionar una empresa con transparencia, en línea con un propósito y con visión del triple impacto (financiero, social y ambiental) tiene que ver con elementos y drivers absolutamente críticos para todo negocio.

Seis razones para incluir la sostenibilidad en la gestión empresarial

Las tendencias mundiales y las estadísticas demuestran que: 

  • La gestión empresarial responsable es la que TODOS esperan de las empresas: los clientes, pero también los inversionistas, el talento y la comunidad. El Barómetro de Confianza de Edelman 2022, evidenció que aproximadamente el 80% de la población general espera que los CEO sean vocales y visibles al hablar de los temas relevantes sociales y ambientales que impactan el mundo, así como esperan conocer qué está haciendo la organización para impactar positivamente la sociedad en asuntos como diversidad e inclusión, los derechos indígenas, la privacidad personal y los relacionados a la crisis climática. 
  • Hacer las cosas bien, trae ventajas estratégicas: La regulación gubernamental en materia de sostenibilidad está en aumento a nivel global y los inversionistas perciben a las empresas que no muestran activamente transparencia o responsabilidad social y ambiental como una inversión de alto riesgo. Las empresas con prácticas sostenibles y que cumplen o se adelantan a las regulaciones son más atractivas para los inversionistas, pero también para el talento del mercado, además de permite prever sanciones costosas y afectaciones a la reputación. 
  • Ser sostenible te ayuda a prepararte para enfrentar riesgos: cada escenario de acción empresarial conlleva oportunidades y riesgos, cuando se incorporan dentro de la gestión del negocio los criterios ESG (medioambiente, social y gobernanza) para ser sostenible es esencial el mapeo y valoración de los riesgos de la operación y sus posibles impactos en la empresa y cada grupo de interés. La mejor manera de gestionarlos es mantener una perspectiva integral del negocio. 
  • Construye relaciones con los grupos de interés: Una organización que incluye la estrategia de sostenibilidad de manera transversal conecta con los diferentes stakeholders (grupo de interés) en diálogos estratégicos que construyen relaciones de confianza y que serán de valor al momento de gestionar cualquier crisis. 
  • La gestión sostenible logra eficiencias: las prácticas sostenibles mejoran la eficiencia y reducen los costos de producción. Por ejemplo, adoptar tecnologías más eficientes puede reducir el consumo de energía, uso de recursos y costos de insumos y/o materiales.  
  • La sostenibilidad puede promover la innovación: La necesidad de encontrar soluciones sostenibles puede impulsar a las empresas a desarrollar nuevos productos y tecnologías que sean más respetuosos con el ambiente y cada vez más socialmente responsables. 

Te invito a no subestimar los beneficios de ESG para empresas de menor tamaño. En todo caso, una estructura organizativa menos compleja, podría incluso facilitar la implementación de prácticas sostenibles, e innovar y encontrar soluciones sostenibles a menor costo.  

¿Cómo iniciar la ruta hacia una gestión sostenible en las organizaciones? 

El primer paso es entender que una gestión sostenible va más allá de un programa o acción aislada ambiental como gestión de residuos, invertir en energía renovable o eficiencia energética, también va más allá de acciones sociales o filantrópicas como voluntariados o donaciones.  

Incorporar dentro de la gestión del negocio los criterios ESG (medioambiente, social y gobernanza) para ser sostenibles implica la generación de una estrategia y su implementación transversal en la organización de manera sistemática y desde todos los frentes. 

Un posible inicio es hacer el inventario de acciones ESG. Cada vez que acompañamos a las empresas en este proceso usualmente quedan sorprendidas de todo lo que ya están haciendo, pero no lo han integrado a una estrategia coherente y alineada con el negocio. Este inventario permite además ir socializando con todas las áreas el tema de sostenibilidad.  

Es muy importante:  

  1. Involucrar y sensibilizar a toda la alta dirección en el proceso de incorporar los criterios ESG en la organización y el negocio. 
  2. Mapear y ponderar los asuntos materiales: es el proceso en el cual la empresa todos los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) que tienen un impacto sustancial, positivo o negativo, en la rentabilidad de la empresa y en sus grupos de interés.   
  3. Establecer objetivos específicos y medibles relacionados con ESG y alineados con los objetivos del negocio.  
  4. Comprometerse con las partes interesadas: dialogar e interactuar con ellas para comprender mejor sus necesidades y preocupaciones. Esto, a su vez, ayuda a las empresas a identificar áreas en las que pueden tener un impacto positivo y construir relaciones de confianza más sólidas. 
  5. Compartir información y socializar tus esfuerzos, retos y progreso con tus audiencias más importantes 
  6. Colaborar: El impacto positivo puede ser exponencial a través de alianzas estratégicas y colaboraciones, tanto con otras empresas, como con el sector gubernamental y oenegés. Esto permite que todas las partes remen juntas para impulsar cambios positivos.  

Aunque cada enfoque variará, las empresas en todo el mundo y de todos los tamaños están movilizándose para integrar los criterios ESG en sus prácticas comerciales. Al hacerlo, están construyendo negocios más fuertes y sostenibles que están mejor preparados para enfrentar los desafíos futuros.  

En KOMUNIKA Latam podemos ayudarte a desarrollar y/o implementar prácticas sostenibles que hagan sentido para tu empresa, su tamaño y su estrategia comercial, independientemente de en qué parte del camino te encuentres. ¡Escríbenos! 

Ana Vásquez
Consultora Senior 
avasquez@komunikalatam.com
Linkedin: Ana Vásquez

Entradas de blog más recientes