¿Qué nos enseña la serie “Machos Alfa” sobre los sesgos de género?

¿Qué nos enseña la serie “Machos Alfa” sobre los sesgos de género?

“Machos Alfa” es una serie producida por Netflix que cuenta la vida de cuatro amigos -cada uno representa un arquetipo masculino- que ven cómo sus vidas entran en crisis porque los conceptos sobre los que ellos basaban su idea de qué es un hombre y cómo el rol que se espera de ellos en sociedad está cambiando, y no tienen idea de cómo adaptarse a esos cambios.  

La primera temporada de la serie muestra cómo esos arquetipos, que parecen haber quedado atrás, son aún parte del inconsciente colectivo, pero de alguna manera se nos plantea la necesidad de cuestionarnos creencias y sesgos que tenemos alrededor de los géneros.  

Igualdad de Género: una brecha por superar

La desigualdad de género es un problema prevalente en Latinoamérica, y las estadísticas lo demuestran. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la brecha salarial entre hombres y mujeres en la región es una de las más altas del mundo, con mujeres ganando un promedio del 68% de lo que ganan los hombres en el mismo puesto de trabajo. Además, las mujeres en Latinoamérica son más propensas a ser víctimas de violencia doméstica y sexual, y tienen menos acceso a educación y a oportunidades de empleo. 

En la balanza del género, hombres y mujeres estamos expuestos en diferente medida a esas actuaciones sutiles, y algunas veces no tan sutiles, que forman parte de nuestra cotidianidad. Se trata de los micromachismos. 

Las sutilezas no tan sutiles detrás de los micromachismos y microfeminismos

El término micromachismo fue acuñado por la socióloga italiana Marcela Lagarde y Pouzané en los años 70. La socióloga utilizó este término para describir aquellas acciones y actitudes sexistas y discriminatorias que ocurren en pequeñas escalas cotidianas en el lugar de trabajo, la escuela y otros contextos sociales. 

El micromachismo se refiere a comportamientos y actitudes sexistas que pueden parecer inofensivos o insignificantes en un momento dado, pero que, a lo largo del tiempo, contribuyen a perpetuar las desigualdades entre hombres y mujeres. 

Esto incluye comentarios sexistas, asumir que ciertos trabajos, tareas o responsabilidades son exclusivos para hombres o mujeres y minimizar o desconsiderar las opiniones y logros de una persona basados en su género.  

Tal como se muestra en “Machos Alfa” donde uno de sus protagonistas pierde su trabajo y es reemplazado por una mujer en el cargo de directora. Esto, lo obliga a estar en una posición de vulnerabilidad en el que considera que la nueva persona en su cargo no es lo suficientemente inteligente. Y de la misma manera, lo demuestra en casa ante las acciones que emprende su esposa para sobrellevar la carga económica del hogar que ahora cae sobre ella.  

Aunque pueden parecer inofensivos, estos comportamientos tienen un impacto en la sociedad y en la vida de las personas. Del mismo modo ocurre con los microfeminismos, que son esas acciones pequeñas pero significativas que contribuyen a la lucha por la igualdad de género y el feminismo.  

Si nos vamos a los extremos, tanto micromachismos como microfeminismos pueden tener un impacto a la hora de superar las brechas que tenemos en materia de igualdad de género. 

¿Cómo reconocer los micromachismos?

En Latinoamérica, algunos de los micromachismos más comunes incluyen: 

  • Desvaloración de la contribución de las mujeres: son minimizadas o ignoradas en su contribución y logros en el trabajo, incluso cuando son igualmente competentes que sus colegas masculinos. 
  • Estereotipos de género en las tareas y responsabilidades: son asignadas tareas y responsabilidades relacionadas con el cuidado y la administración doméstica, mientras que los hombres son asignados a tareas relacionadas con el liderazgo y la toma de decisiones. 
  • Discriminación en la promoción y el ascenso: Las mujeres a menudo enfrentan barreras en su carrera, incluido el acoso sexual y la discriminación en la promoción y el ascenso, debido a prejuicios de género y estereotipos culturales. 
  • Comentarios y bromas sexistas: Los comentarios y bromas sexistas son a menudo minimizados como “inocentes” pero pueden tener un impacto negativo en la autoestima y la percepción de sí mismas de las mujeres. 
  • Falta de apoyo a la conciliación de la vida laboral y familiar: Las mujeres a menudo enfrentan desafíos adicionales para equilibrar sus responsabilidades laborales y familiares, y reciben poco apoyo en el lugar de trabajo para hacerlo.

Aportar desde las empresas a cerrar la brecha de género

El World Economic Forum estima que se requieren 132 años para cerrar la brecha de género y hubo un retroceso en este tema luego de la pandemia.  

Se han logrado grandes avances en los últimos dos años para alcanzar la paridad de género. Sin embargo, las empresas, instituciones y sociedad civil deben mantener el compromiso para lograr la verdadera equidad.    

Desde las organizaciones se hace imprescindible empezar por abordar el tema de los micromachismos para crear un ambiente laboral más justo, equitativo y respetuoso para todos. En efecto, se ha demostrado cómo la equidad de género impacta la satisfacción laboral y el impacto de no retener mujeres en los niveles de liderazgo dentro de las empresas.   

Las empresas deben desarrollar una estrategia integral de Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI) que incluya: 

  • Elaboración de políticas de diversidad e inclusión.  
  • Sensibilización y educación continua. 
  • Una cultura de corresponsabilidad entre colaboradores y líderes. 

Podemos acompañarte y fortalecer tu estrategia DEI, contáctanos o visita nuestra página web para conocer más.   

Ana Carrasquero
Gerente de Consultoría – Head de Comunicaciones Internas & Employee Engagement 
acarrasquero@komunikalatam.com
Linkedin: Ana Carrasquero

Entradas de blog más recientes

COP28
ESG Impact, Sostenibilidad y RSE

Informe de la COP28

Inicio Informe de la COP28 La Conferencia de las Partes de la CMNUCC (COP28) se realizó en Dubái, del 30 de noviembre hasta el 12

Leer más »