Integración ESG: números y letras que demuestren el valor del negocio

Integración ESG: números y letras que demuestren el valor del negocio

En un momento donde las brechas sociales y los retos ambientales son evidentes y su atención es urgente, y en un contexto donde los consumidores, talento y comunidad tienen altas expectativas del rol de las empresas en su contribución al desarrollo y basan sus decisiones de compra en coincidencia de valores, los inversionistas entienden que los negocios que gestionan sus impactos y atienden a sus stakeholders, tienen mejores resultados y son menos propensos al riesgo.

Por eso, los inversionistas están prestando cada vez más atención al impacto ambiental, social y de gobierno corporativo (ESG) de las empresas en las que invierten, y las empresas deben abordar este tema de manera eficiente para mantenerse competitivas y diferenciadas.

Una tendencia imparable

Lo que hace un par de décadas parecía impensable, hoy es una realidad: el sentido del éxito empresarial no solo está definido por elementos económicos, sino que también se exige rendimiento ambiental y social, unido a un gobierno corporativo ético, responsable y transparente.

Comprender que la sostenibilidad es un elemento que puede mejorar la rentabilidad y que promueve la resiliencia e innovación de una empresa, es esencial para ganar la confianza de todos los públicos de interés de una empresa.

Según el Barómetro de Confianza de Edelman 2023, el 88% de los inversionistas valoran criterios ESG en la toma de sus decisiones de inversión, y esta data nos permite reiterar lo que hemos venido compartiendo en diferentes espacios: la sostenibilidad migró a otra etapa, donde se debe integrar la parte social, ambiental y de gobierno corporativo a la parte financiera, y eso se traducirá en un motor para la transformación del mercado y flujo de capitales.

El gran reto: estándares, transparencia y comunicación realmente efectiva

La transparencia, comunicación y diálogo son esenciales en esta materia. Las empresas deben divulgar datos precisos sobre su impacto ESG, sus metas y sus logros, facilitando a sus públicos de interés la interpretación, la trazabilidad, la comparación y el análisis de sus resultados.

La presentación de informes sólidos de sostenibilidad, siguiendo estándares reconocidos y que conecten la estrategia del negocio con los asuntos materiales, impactos, riesgos y objetivos de negocio, es cada vez más una exigencia, porque repercute en la confianza de los inversionistas, el compromiso del talento, la preferencia del consumidor y el apoyo de la sociedad. Y aquí tenemos un ¡gran reto!

Los estándares, criterios, marcos de referencia en esta materia requieren homologación para simplificar el análisis, y permitir la comparación de los resultados de cada empresa con parámetros objetivos y similares. El lenguaje, los formatos y los canales de comunicación deben ser sencillos y atractivos para promover conexión, credibilidad y recordación.

En paralelo, y como un elemento adicional que complica la situación, tenemos que el valor que crean las empresas no solo puede expresarse en números, hay una serie de personas, letras, historias y explicaciones cualitativas detrás de cada indicador, que también son de interés para las diferentes audiencias.

ESG interna

¿Qué letra es la más importante: ESG?

Esa pregunta es muy común y la respuesta sencilla, si bien los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza son importantes para todas las empresas, y ninguno puede excluirse, se ha entendido que la relevancia de cada uno varía dependiendo de la industria.

Según un análisis de Mckinsey&Company, denominado: “Investors want to hear from companies about the value of sustainability”, esta realidad es claramente palpable y se usan como ejemplos a la banca, que sin lugar a duda tiene como eje central la gobernanza, la industria de energía, el ambiente, y las farmacéuticas aspectos sociales. En este sentido, los inversionistas entienden que las expectativas de los grupos de interés cambian según la industria y por eso esperan que las empresas se adapten a su contexto y esto se refleje en su estrategia y sus reportes.

En conclusión, la sostenibilidad ya no es una opción, es un imperativo empresarial. Las empresas que tienen una clara estrategia ESG, mantienen una cultura de mejora continua, miden y reportan sus impactos y tienen en cuenta la realidad de su sector y las preferencias de sus audiencias, fortalecerán sus negocios a largo plazo. Es necesario integrar los criterios ESG a los indicadores financieros, para lograr que la fuerza del mercado sea la que impulse el progreso inclusivo y sostenible.

En KOMUNIKA Latam podemos ayudarte a desarrollar y/o implementar prácticas sostenibles que hagan sentido para tu empresa, su tamaño y su estrategia comercial.

Paulina Rodríguez para  La Estrella de Panamá
Partner – Head of RSE, Sostenibilidad & ESG Impact
prodriguez@komunikalatam.com
Linkedin: Paulina Rodríguez Werner

Entradas de blog más recientes

COP28
ESG Impact, Sostenibilidad y RSE

Informe de la COP28

Inicio Informe de la COP28 La Conferencia de las Partes de la CMNUCC (COP28) se realizó en Dubái, del 30 de noviembre hasta el 12

Leer más »